El ascenso de los totalitarismos en Italia y Alemania es el resultado extremo de una política antidemocrática que se vio como una solución ante la situación de crisis imperante en la Europa del final de la Guerra. Si bien en todos los estados Europeos se asistió a una corriente de centralismo y dirigismo del estado a través de políticas conservadoras y medidas proteccionistas, el extremo lo encontramos en estos dos países en los que la asociación de ideologías nacionalistas y xenófobas se alió con el temor de los grandes capitales a perder el control económico, sus propiedades y su influencia política.

El miedo a que los sucesos ocurridos en Rusia se extendieran por estos estados se convirtió también en un argumento de peso para consolidar el ascenso de partidos con un fuerte liderazgo que se apoyaron en un potente aparato propagandístico para convencer a las masas de sus planteamientos.

Para reforzar vuestros conocimientos os enlazo este trabajo de Don Fernando Gómez. Creo que os vendrá muy bien. Ánimo.

El humor, la sátira, o en lenguaje de Valle Inclán, el “esperpento” es el medio elegido por esta fundamental obra cinematográfica que retrata el autoritarismo de esta época. Creo que la película es más que aconsejable desde muchas lecturas, también la histórica y pedagógica por lo que os enlazo el video inicial de la película de youtube  y también la parte final. Sería aconsejable verla completa. Ya me comentaréis que os ha parecido. Imprescindible el discurso del final de la película, un auténtico alegato contra la sinrazón de la violencia totalitaria.

Anuncios